La Tierra, fuente de inspiración para crear productos ecológicos de limpieza

Jun 5 / ComfamaPro

Para limpiarse a sí misma, la Tierra se vale de la mejor tecnología que tiene a su disposición para realizar esta acción. Hablamos de una gran comunidad de microorganismos, plantas, animales y un sinfín de procesos químicos que se encuentran en la naturaleza y se mantienen en acción para que todo permanezca en equilibrio.

Al mismo tiempo, estos elementos nos sirven a los seres humanos como fuente de inspiración para apostarle a una limpieza verde y crear productos ecológicos destinados al aseo personal y de los espacios que ocupamos, en coherencia y responsabilidad con el cuidado del medio ambiente.

Esto es posible lograrlo a través de la transformación de estos elementos en productos naturaleza y biodegradables para el aseo, como jabones sólidos, líquidos y multiusos, desinfectantes y aromatizantes, afirma Yulieth Alzate, mentora del curso Crea productos de limpieza ecológicos, disponible para los suscriptores de ComfamaPro.

La limpieza es un acto inherente a la humanidad; todo lo que nos rodea contiene una cantidad inimaginable de microorganismos, algunos benéficos y por los cuales no tendríamos qué preocuparnos, pero otros no tanto, que cuando se desarrollan de forma excesiva pueden generar algunas enfermedades, infecciones y problemas de salud que debemos prevenir, y lo ideal es hacerlo por medio de productos que protejan el ambiente.

¿Qué alternativas nos ofrece la naturaleza?

En la naturaleza podemos encontrar todos los elementos con el potencial suficiente para hacer productos de aseo naturales y biodegradables, explica Yulieth. Incluso hace muchos años, antes de que conociéramos los avances tecnológicos y productivos, los seres humanos ya lo aprovechaban para su beneficio.

Gracias a nuestros antepasados supimos que el limón es bueno para cortar la grasa y que el vinagre es un buen desinfectante. Estos son trucos que aún hoy son muy útiles y que muchas personas ponen en práctica.

En su curso, Yulieth Alzate explica cómo con cáscaras y zumo de limón, vinagre blanco o de frutas, alcohol y sal se pueden elaborar en casa distintas versiones de productos para limpiar los vidrios, sin necesidad de recurrir a procesos complejos o muy elaborados.

También es posible fabricar jabones multiusos para limpiar cualquier superficie con el uso de agua, vinagre, bicarbonato de sodio, aceite esencial y nueces de jaboncillo. El producto resultante sirve como base para otros productos de aseo como lavapisos y lavalozas, para lavar la ropa, los muebles y la cocina o el baño.

Existen muchas más maneras de aprovechar los elementos que nos suministra la naturaleza. Las plantas, por ejemplo, ofrecen muchos beneficios para incorporarlos a los rituales de limpieza ecológica. Estas contienen algunos principios activos con propiedades medicinales, tales como aceites esenciales, glucósidos, mucílagos y alcaloides, que son extraídos mediante técnicas de maceración para que las plantas los liberen y los podamos obtener para su uso. En el curso, Yulieth Alzate da las pautas para hacerlo en casa de forma sencilla y práctica.

De este modo es que la naturaleza nos enseña y nos comparte su sabiduría para crear productos ecológicos y seguir aportando a la conservación y protección del medio ambiente en nuestra cotidianidad.

WhatsApp