La importancia del networking y el relacionamiento en una producción cinematográfica

Nov 20 / ComfamaPro

Dice Diana Bustamante, cineasta, productora y directora, que la materia prima que hace posible hacer cine son las personas. En otras palabras, las relaciones humanas, y en algunos casos de relaciones públicas, que se tejen alrededor de este oficio para hacerlo, para estar delante y detrás de cámaras, y para comunicar ese ejercicio visual a la audiencia.

En otros términos, el cine es un ejercicio de comunicación entre seres humanos y por ello es tan importante que quienes se dedican a este oficio tengan claro que una buena estrategia de networking y de relacionamiento puede hacer la diferencia, señala Diana, mentora de la masterclass Networking y relacionamiento, que encuentras en ComfamaPro.

¿Qué hacer?

Las personas son la materia prima de la mayoría de las cosas que hacemos los seres humanos y, de paso, los principales beneficiarios de dichas cosas, apunta Diana. Entonces, ¿cómo no esmerarse por cultivar buenas relaciones entre nosotros mismos?

De un ser humano nace la idea que termina convirtiéndose en un producto cinematográfico que, de paso, se materializa por el trabajo de los seres humanos. El cine, entonces, es un ejercicio de comunicación que tiene un emisor y un receptor en el que la dirección y la producción necesitan dos cosas: una idea y el sentido común.

El sentido común nos indica cuáles son los pasos que necesitamos dar para ir de un punto al otro o, como venimos diciendo, para llevar la idea a la realidad.

“Lo que hacemos los productores de cine es ser un puente entre las ideas y la realidad. Conectar todos los pasos para que se conviertan en algo concreto, que son las películas. Pero todo lo que hay en medio son seres humanos”.  
Diana Bustamante, cineasta, productora y directora

Esos seres humanos se encargan de financiar el proyecto, de operar una cámara, de escribir y de todo el resto de actividades que hacen realidad dichas ideas. El entendimiento entre esas personas es una de las grandes cualidades que tiene un productor y, en general, quien gesta cualquier tipo de emprendimiento.

De allí la importancia de entender el peso de las relaciones humanas y de esas conexiones que tejemos a lo largo de todo el proceso de creación de una película.

El miedo en las relaciones humanas

Diana afirma que el miedo es una de las emociones más importantes para gestionar en las relaciones entre seres humanos, pues está presente en casi todos los instantes de conexiones mutuas. No saber qué está pensando el otro o cómo va a reaccionar ante determinada situación, cómo va a resultar un proyecto, entre muchas otras circunstancias nos generan temores que son difíciles de predecir.

“Siempre estamos ante ese vacío que genera la diferencia que tenemos con otro ser humano. Esa diferencia, en cualquier ejercicio creativo en el que una idea se materializa en algo concreto, ese encuentro con el humano diferente es una de nuestras mayores riquezas y de nuestros retos mayores”, argumenta la mentora.

Por otra parte, aunque nuestra cultura se inclina mucho al uso de adjetivos, superlativos y exageraciones cuando nos dirigimos a los demás, pocas veces somos conscientes de qué dicen nuestras palabras y qué comunicamos cuando hablamos.

Diana se hizo consciente de esto cuando comenzó a hacer cine y en el momento en el que tuvo que explicarles a las demás personas, que no eran pocas, de qué iba a tratar la película que estaban rodando.

“Toca explicar, con palabras, unas imágenes, un tiempo y unas emociones. Eso es raro porque no solo es contar una historia. Hay que crear un universo que sea sensible por el espectador que voy a tener enfrente antes de hacer la película y ‘echarle el cuento’”, es decir, convencerlo por medio de una narración de algo que no ve, expresa Diana.

Estas y otras complejidades de las relaciones humanas, insiste la mentora, hacen necesario revisar cómo nos conectamos y nos relacionamos con los demás, y el porqué es importante tener esto presente en casi que cualquier actividad que realizamos, en el cine y en la vida.

WhatsApp