¿Conoces la diferencia entre reskilling y el upskilling? Aprende cómo las organizaciones aprovechan estos conceptos

Jun 24 / ComfamaPro

En el mundo laboral cambiante de hoy, mantener nuestras habilidades actualizadas se ha convertido en una necesidad constante. Dos conceptos clave que las organizaciones están implementanfo para impulsar el desarrollo de su talento son el reskilling y el upskilling. Pero ¿sabes realmente en qué se diferencian?

Reskilling: reaprender y adquirir nuevas habilidades

El reskilling implica que los empleados adquieran un conjunto completamente nuevo de habilidades, a menudo en campos diferentes a su experiencia previa. Esta estrategia se vuelve crucial cuando los avances tecnológicos o los cambios en el mercado hacen que algunas funciones o roles se vuelvan obsoletos.

Las organizaciones recurren al reskilling para preparar a sus colaboradores para asumir nuevas posiciones o para adaptarse a entornos laborales en constante evolución. Por ejemplo, cuando una empresa automatiza ciertos procesos, puede ofrecer programas de reskilling a los empleados afectados para que desarrollen competencias en áreas como análisis de datos o diseño de experiencia de usuario.

Upskilling: fortalecer y ampliar habilidades existentes

Por otro lado, el upskilling se enfoca en mejorar y ampliar las habilidades que ya poseen los empleados. En lugar de aprender algo completamente nuevo, el upskilling busca reforzar y perfeccionar las competencias actuales de los colaboradores.

Las organizaciones optan por el upskilling cuando quieren impulsar la productividad, la eficiencia y la competitividad de sus empleados. Esto puede incluir capacitación en herramientas y software especializados, desarrollo de habilidades blandas como liderazgo o comunicación, o la adquisición de certificaciones relevantes para el campo de trabajo.

¿Por qué las organizaciones están adoptando el reskilling y el upskilling?

Hay varias razones por las que las empresas están priorizando estas estrategias de desarrollo de talento:

1. Adaptación al cambio: tanto el reskilling como el upskilling preparan a los empleados para responder de manera ágil a los cambios en la industria, la tecnología y las demandas del mercado.

2. Retención de talento: al brindar oportunidades de crecimiento y aprendizaje, las organizaciones pueden mantener a sus colaboradores motivados y comprometidos a largo plazo.

3. Ventaja competitiva: contar con un equipo de trabajo altamente calificado y actualizado en habilidades clave otorga a las empresas una ventaja competitiva en un entorno laboral cada vez más exigente.

4. Eficiencia operativa: al desarrollar las competencias precisas que necesitan, las organizaciones pueden optimizar sus procesos y mejorar su desempeño general.

El mercado laboral no está siendo capaz de mantener el ritmo de la revolución digital, así lo aseguran consultoras estratégicas como (McKinsey & Company). Es por esto por lo que en los próximos años nos encontraremos —de hecho, ya ocurre— con un déficit profesional para cubrir determinados puestos de trabajo que requieren de individuos con capacidades tecnológicas especializadas.

Es por esto por lo que las empresas hoy en día necesitan renovar su cultura organizacional, digitalizándose y promoviendo la creatividad y la innovación entre sus empleados. Los cuales se han visto obligados a abrazar el aprendizaje continuo para no quedarse atrás del mercado laboral. Y es que la revolución digital impone una marcha demasiado exigente, creando continuamente nuevas profesiones, oficios y roles para los que faltan trabajadores con la formación adecuada.

Aquí es donde el reskilling y el upskilling entran en juego para las empresas, dotando a los empleados de nuevos conocimientos para cubrir necesidades del negocio.

La diferencia entre ambos conceptos está en el objetivo de la formación: mientras el upskilling busca enseñar a un trabajador nuevas competencias para optimizar su desempeño; el reskilling, también conocido como reciclaje profesional, busca formar a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto en la empresa. En términos generales, se dice que el primero crea trabajadores más especializados y el segundo más versátiles.

Tanto el reskilling como el upskilling son estrategias complementarias que permiten a las organizaciones invertir en el crecimiento y la adaptabilidad de su talento. Al comprender la diferencia entre estos conceptos, las empresas pueden diseñar programas de desarrollo a la medida de sus necesidades y las de sus colaboradores, asegurando un futuro más próspero y sostenible.

En nuestra Suscripción Empresarial, abordamos estos dos conceptos y el aprendizaje desde el ser y el hacer. Conoce esto y mucho más en nuestra HUB.

Profundiza estos contenidos con tu Suscripción Empresarial

Microcápsulas: 9 tips para aprender mejor

¿Cuál es tu mayor reto a la hora de aprender algo nuevo? A todos se nos presentan desafíos cuando nos enfrentamos a nuevos conocimientos, por ello te daremos estas herramientas que te ayudarán a desarrollar un proceso de aprendizaje efectivo.

Masterclass con Carmenza Cossio: Convierte el miedo en el impulso para transformar tu vida

Carmenza Cossio, en un relato autobiográfico, nos muestra las facetas de una mujer real, sin miedo a superarse a pesar de las dificultades y situaciones adversas que se presentan a diario. Esta Masterclass, es un viaje hacia la inspiración, un encuentro que motiva al cambio de mentalidad y un llamado a los nuevos aprendizajes.

Curso de Habilidades Blandas para el Desarrollo Profesional

Tus actitud, hábitos y formas de pensar definen tus habilidades blandas. En este curso identificarás cuáles son la que te están ayudando a crecer y cuáles te están deteniendo, entendiendo que sea cuál sea tu propósito, necesitas habilidades blandas para lograrlo. Así, armarás un plan para desarrollar las habilidades blandas fundamentales para triunfar en el mundo profesional.

Inspírate con otras lecturas apasionantes

WhatsApp

¡Hola! ¿Exploramos juntos?

chatbot
WhatsApp